BIENVENIDA A NUESTRO BLOG

Hola somos Paz y Laura, estudiantes de 2º grado de Enfermería y os saludamos con gran entusiasmo desde el inicio de la creación de nuestro blog. Ésta es una aventura nueva para nosotras, de la que deseamos aprender, divertirnos y aficcionar a gente a seguirnos. Esperamos orientar a aquellas personas que busquen información sobre problemas que estean padeciendo en ese momento y teniendo presente siempre la necesidad de consultarlo con el médico.

lunes, 13 de diciembre de 2010

CANCER ANAL

Los canceres anales no son frecuentes, su tasa de incidencia es de 0.9 por cada 100.000 hab. por año. El cáncer anal presenta la misma frecuencia en mujeres y en hombres. Casi el 80 % es carcinoma epidermoide, el 16% es adenocarcinoma y el 4% corresponde a otros tipos de cánceres.
Cuando el tumor es grande o invasivo, o cuando hay compromiso tumoral de los ganglios linfáticos, el ttº es la resección abdominoperineal con radiacción y quimioterapia preoperatorias y postoperatorias.
Los  tumores de la porción distal de conducto anal por lo general son carcinomas epidermoides queratinizantes. Los que se encuentran en la mucosa de transición suelen ser no queratinizantes. Un tipo está compuesto por células grandes y el otro por células pequeñas. El comportamiento de los cánceres epidermoides queratinizantes  y no queratinizantes es similar. El síntoma más frecuente es el sangrado (45%), seguido por la sensación de masa  ocupante (39%) o la ausencia de síntomas (20%). Se ha relaccionado el cancer anal con la infección por virus del papiloma humano.
Cánceres anales marginales:
Los cánceres que surgen lejos del borde anal (borde anal) se consideran cánceres de piel y se tratan como tales. Se extirpan todas las lesiones pequeñas (menores de 4 cm) que no estén fijas a tejidos profundos y se realiza un seguimiento estrecho a 5 años. Si la enfermedad recurre, se inicia quimioterapia.
Cánceres del conducto anal:
Antiguamente  el ttº estándar de los cánceres anales era la resección abdominoperineal con colostomía permanente. Hoy en día se combina la radiacción y la quimioterapia. Los pacientes con carcinoma espinocelular persistente o recurrente del conducto anal se tratan con resección abdominoperinel. Alrededor del 50% de los pacientes pueden curarse con esta cirugía.

Melanoma:
El melanoma es tan mortal en la región anal como en cualquier otra. La tasa de curación es baja y muchos autores cuestionaron el empleo de la resección abdominoperinel para el melanoma anal. Las lesiones delgadas (de menos de 0.3 mm de espesor) se tratan con extirpación local amplia. La elección del ttº de las lesiones de más de 0.3 mm de espesor es motivo de debate; se consideran la extirpación local amplia y la resección abdominoperinel, pero el pronóstico es igualmente ominoso con ambas. La extirpación de los ganglios linfáticos inguinales se reserva para el ttº paliativo.
Enfermedad de Bowen:
La neoplasia intraepitelial anal, conocida como enfermedad de Bowen, es un cuadro de displasia del epitelio del conducto anal y la piel perianal. Se cree que este cuadro puede predisponer al cáncer, por lo que se recomendó la resección del epitelio displásico. También se piensa que el virus del papiloma humano es un factor predisponente.
Enfermedad de Paget:
Es un adenocarcinoma intraepitelial mucinoso poco frecuente que aparece como una placa erimatosa y eccematoide. La enermedad es más común en mujeres que en hombres y se presenta como prurito intratable. El diagnóstico se establece por biopsia y se realiza la extirpación local amplia si no se encuentran signos de invasión. Para el cáncer invasivo el ttº de elección es la resección abdominoperineal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada